La aerolínea de Hello Kitty

Aerolínea Hello Kitty

Sí, han leído bien. La gatita japonesa más internacional tiene su propia aerolínea, Hello Kitty Jet Travels, en combinación con una compañía de Taiwán llamada Eva Air que llegó a un acuerdo con la empresa de dibujos Sanrio para su promoción.

De todas formas no se tomen a broma el asunto porque, por encima de todo, Hello Kitty es un fenomenal negocio que lleva funcionando a pleno rendimiento desde su aparición como simple monedero en 1974, su internacionalización vía TV a mediados de los ochenta y su éxito generalizado mundial una década más tarde.

El personaje, ideado por Shimizu pero desarrollado luego por la diseñadora Yuko Yamaguchi, genera la friolera de 250 millones de euros al año, tiene dos parques temáticos en Japón (Puroland y Harmonyland, de los que ya hablamos con anterioridad en otro post), series televisivas, videojuegos, álbum de música, una línea de guitarras eléctricas y tarjetas de crédito. Además, en 2008 fue nombrado Embajadora japonesa de turismo en China y Hong Kong.

Sólo le faltaba ostentar su propio avión y lo obtuvo, si bien ahora dispone de una flota de 3 unidades. Eso sí, únicamente opera en Extremo Oriente, a una red de destinos que integra a Shanghai, Hong Kong, Guam, Seúl, Fukuoka y Tokio (Haneda), todos ellos enlazados con las 2 bases de la compañía en los aeropuertos de Taiwán Taouyan y Taipei Shongshan. Parece que, en breve, empezarán a volar también a Los Ángeles.

Como cabe imaginar, los personajes del particular mundo del felino lustran el fuselaje de los aparatos, tal cual ocurre con la web oficial, desplazando el verde corporativo de Eva Air en beneficio del edulcorado tono rosa característico. Más alucinante resulta descubrir el interior de las cabinas, con los asientos, pasillo y compartimentos -por no hablar de los complementos como almohadas, mantas o comida-tapizados en tonos pastel; hasta el delantal de las azafatas es rosado. Aunque no debería sorprender tanto, teniendo en cuenta que la sala de facturación también reviste un aspecto similar.

En fin, un ejemplo más de la capacidad de los dibujos nipones para conectar con la juventud, mal que les pese a algunos sectores críticos.