Boda imperial en Seúl

El del príncipe William y Kate Middleton no es el único enlace de rancio abolengo que se va a celebrar inminentemente. Al otro lado del mundo, en Seúl, el tercer sábado de este mes (o sea, mañana) también se casa el emperador. Lo raro, pensará alguno, es que Corea es una república. Y tendrá razón pero vamos a añadirle más enigmas aún: no sólo hay boda en abril sino también en octubre. Del mismo. Y, además, esto se repite cada año.

Boda imperial Seúl

Por supuesto, se trata de una tradición, una colorista recreación histórica convertida en atractivo turístico que conmemora el matrimonio del último emperador de la dinastía Joseon en el año 1866. Él, llamado Gojong, tenía doce años; ella, Min, dieciséis y, al parecer, cumplía a la perfección ese dicho de que detrás de cada gran hombre hay una gran mujer: hoy se la recuerda como una heroína nacional por el apoyo a su marido en la resistencia ante la amenaza expansionista de Japón. De hecho, agentes nipones la asesinaron en 1895 y el emperador la proclamó Myeongseong, el nombre con que se la conoce ahora, que significa Estrella brillante.

Dos jóvenes actores interpretan los papeles de la imperial pareja acompañados de más de un centenar de figurantes y extras que hacen de soldados de la guardia y cortesanos, todo ello completado con la miríada de turistas cámara en mano. Un espectáculo de dos horas de duración que tiene como escenario principal el palacio Unhyyungung, donde se oficia la ceremonia: trajes tradicionales de época, banderas, estandartes, dragones…

Foto: wikimedia

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Share on StumbleUpon0Pin on Pinterest0Buffer this page

Te puede interesar