El Castillo de Predjama

Castillo Predjama

No hace mucho que escribíamos aquí sobre las grutas de Postojna, uno de los principales atractivos turísticos de Eslovenia. Pues bien, en esa misma zona del sudoeste del país, apenas a 9 kilómetros, se puede completar la jornada visitando otro lugar de fantasía: el Castillo de Predjama.

Se trata de una pintoresca fortaleza construida por el austríaco Hans Kobenzl en el siglo XVI sobre otra anterior, de la que hay datos desde 1202. Muchas de las dependencias interiores han sido reconstruidas y equipadas con sobrio atrezzo de época, como armaduras, armas, lienzos e incluso una Piedad bajomedieval. También hay un establo, aljibe y un mirador para contemplar espléndidas panorámicas del entorno.

Porque el castillo está ubicado en una cueva o abrigo natural excavado a 123 metros de altura, en un farallón rocoso que le otorgaba una protección especial. Por eso la leyenda cuenta que allí se refugió Erazem de Predjama, el bandido caballero, una especie de Robin Hood del siglo XV cuyas románticas aventuras robando a los ricos mercaderes de Trieste para repartir el botín entre los desfavorecidos se explican en la galería homónima que hay en la parte de más difícil acceso.

Erazem consiguió resistir el asedio al que le sometió Gaspar Ravbar, señor de Trieste, porque recibía provisiones a través de pasadizos secretos excavados en la roca. Pero al final fue traicionado por un sirviente sobornado que una noche encendió una luz para guiar a los artilleros enemigos y, así, un cañonazo terminó con la vida del popular personaje.

El tema se exprime aún más en la segunda mitad de julio con la celebración del Torneo de Caballeros de Erazem, con justas y coloristas recreaciones de aquellos tiempos.

Foto: Ziga en Wikipedia

Tweet about this on Twitter5Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Share on StumbleUpon0Pin on Pinterest0Buffer this page

Te puede interesar