El árbol-capilla de Allouville-Bellefosse

Chene chapel1

Uno de los símbolos más conocidos y famosos de la Alta Normandía es el árbol-capilla de la ciudad de Allouville-Bellefosse. Se trata de un roble que los científicos datan entre 800 y 1200 años de antigüedad, de 15 metros de altura y una base de 16 metros de ancho.

Su tronco hueco alberga dos capillas religiosas construidas en el año 1669: Nuestra Señora de la Paz y la Cámara del Ermitaño, a las cuales se accede por una escalera espiral en torno al árbol.

Chene chapel2

El roble está considerado como el árbol más antiguo de Francia, habiendo sido visitado hasta por Guillermo el Conquistador. En el siglo XVII fue alcanzado por un rayo, lo que provocó el vaciado del tronco. Sin embargo el árbol se mantuvo en pie y fue aprovechado por las autoridades religiosas de la zona para convertirlo en santuario mariano.

Si quieren visitarlo apunten esta fecha: 15 de agosto, coincidiendo con la festividad de la Asunción.

Tweet about this on Twitter8Share on Facebook0Share on Google+2Share on LinkedIn0Share on StumbleUpon0Pin on Pinterest1Buffer this page

Te puede interesar