En busca de cetáceos por la costa de Mazarrón

Busca cetáceos costa Mazarrón

Hay mucha gente que disfruta al ver levar anclas, tensar drizas, ver hincharse las velas con el primer soplo de brisa, tomar el timón y/o encaramarse al bauprés para contemplar cómo se surca el mar. Sentir, en suma, la experiencia de regresar a otras épocas más románticas en que los barcos no avanzaban mediante motores diésel sino impulsados por el viento. Si además tienen la suerte de que un delfín se cruce ante la roda entonces la vivencia alcanza cotas inmejorables.

Pues algo así se puede realizar en el Mediterráneo con varias empresas. Por centrarme en una voy a reseñar Cetáceos y Navegación S.L, que tiene su sede en la calle Concha Candau 2 de Mazarrón. Sólo el nombre ya basta para hacerse una idea más que prometedora de lo que puede ofrecer. Máxime si se tiene en cuenta que ha ganado algunos premios turísticos concedidos por la Cámara de Comercio local y FITUR.

Se trata de salidas al mar por la costa murciana a bordo de una goleta aparejada como queche y traída desde Bodrum (Turquía). Se llama Karyam y es un motovelero de 20 metros de eslora por 5 de manga construido en 1988 que ahora tiene su base en el puerto de Mazarrón. Los clientes se alojan en cabinas dobles dotadas de baño y podrán aprender las tareas propias de la navegación participando activamente en ellas con el asesoramiento del patrón de la nave: izar y arriar velamen, llevar el timón, usar el GPS, conocer todos los secretos de la cabullería, etc.

Pero además navegarán acompañados de una bióloga que no sólo les enseñará todo lo relativo a la fauna marina con audiovisuales sino que la podrán ayudar en su trabajo de realizar un censo de animales. Porque otro de los objetivos es avistar cetáceos: delfines, calderones, rorcuales, cachalotes… También habrá tiempo, cuando se fondee por las tardes en aguas tranquilas, para hacer snorkel, remar en piraguas o incluso recibir un bautismo de buceo. Y se reserva una noche para cenar y tomar unas copas en tierra, en algún puerto.

La empresa cumple su décimo aniversario este año y quiere celebrarlo ofreciendo regalos y descuentos; por ejemplo, los clientes del primer año (2003) tendrán un fin de semana gratis. Y es que se puede elegir el tiempo de duración en el periplo; hay tres modalidades: salidas de un día, de fin de semana o de una semana. Los precios respectivos para este verano son de 50 euros (40 para niños), 260 y de 711 a 790, según la fecha. Los grupos de amigos (entre seis y diez personas, que es el tope de capacidad del barco) tienen un 10% de descuento.

La actividad está pensada para todos los públicos sin necesidad de saber nada de navegación. Apenas hace falta equipaje (algo de ropa, saco de dormir y toalla) y, con suerte, ni siquiera serán necesarias pastillas contra el mareo. Lo que sí se pide es espíritu de colaboración y mente abierta para disfrutar.