La estatua de Decébalo

Estatua Decébalo

Suele aparecer documentada como la estatua más grande de Europa pero no es del todo correcto, pues no se trata de una escultura de bulto redondo sino más bien de un altorrelieve tallado en la pared de una montaña, al estilo de los del Monte Rushmore. Hablamos de la Estatua de Decébalo, un colosal retrato del caudillo dacio que se halla en Rumanía, asomado al Danubio y cerca de la ciudad de Orsova (Banato).

Decébalo fue un rey que aglutinó a las tribus de la región con la aspiración de sacudirse el yugo romano y crear una especie de país, la Gran Dacia. Reinó del año 87 al 106 d.C. en tiempos del emperador Domiciano, quien envió ejércitos contra él en dos ocasiones y en ambas sus legiones fueron totalmente derrotadas, en parte porque hubo que distraer tropas al Rin para afrontar una inoportuna rebelión de los germanos.

Eso obligó a llegar a un humillante acuerdo de paz con los dacios por el que Roma se comprometía, cuentan las crónicas, a enviar ingenieros para embellecer la capital, Sarmizegetusa. Decébalo alcanzó así su mayor momento de gloria y fue entonces cuando adoptó ese nombre, que significa Fuerte como diez [hombres], ya que el verdadero era Diurpanneus.

Pero en el 98 d.C cogió las riendas del Imperio un nuevo césar de origen hispano, Trajano, que no podía tardar en desatar una campaña contra la Dacia. Fue 3 años más tarde y consiguió derrotar a Decébalo en el mismo lugar donde éste había obtenido su primera victoria, el valle de Tapae. El rey conservó el trono convirtiéndose en tributario de Roma… por poco tiempo. En el año 104 volvió a levantarse y esta vez los romanos tomaron medias drásticas, aplastándole en Adamclisi y sometiendo el país a sangre y fuego. Antes que caer prisionero, Decébalo prefirió suicidarse.

Por tanto hoy es uno de los héroes nacionales. Por eso en 1994 un empresario rumano llamado Iosif Constantin Dragan decidió invertir casi un millón de dólares en costear una estatua en su memoria. El lugar elegido fue un acantilado de un parque natural del Danubio, justo en la orilla contraria donde se encontró la TABVLA TRAIANA que cuenta la guerra de Trajano (esa ribera ya pertenece a Serbia). Durante una década, 12 escultores trabajaron la piedra de la pared hasta formar un rostro del rey patriota que mide más de 40 metros de altura.

El monumento fue inaugurado en 2004 y tiene debajo una inscripción con la leyenda DECEBALUS REX. DRAGAN FECIT, que no es necesario traducir.

Foto: Lecuona en Wikipedia